Se encuentra usted aquí

Liébana

Emprendemos esta nueva ruta a través de la autopista (A-8) con dirección a Oviedo, llegando hasta Unquera, y tomando a continuación la carretera (N-621) hacia Potes. A través de la escarpada garganta del desfiladero de la Hermida, que recorre la carretera siguiendo el curso del río Deva, descubrimos un mundo de vegetación, formas y colores que nos introducen en la singular Liébana.

Poco antes de que se abra el desfiladero, nos encontramos con la iglesia de Santa María de Lebeña, joya de la arquitectura mozárabe, continuando nuestra ruta llegaremos a Potes, capital de Liébana desde el siglo XIII. El auge de Potes surge gracias a la influencia de los Marqueses de Santillana, impulsores de la construcción, en el siglo XV, de la famosa torre del Infantado, donde hoy día se encuentran situadas las dependencias del Ayuntamiento.

Como centro para los aficionados a la alta montaña, Potes cuenta con el Impresionante Parque Nacional de los Picos de Europa, verdadero deleite para cuerpos y espíritus. Muy cerca de la villa se encuentra el monasterio de Santo Toribio de Liébana, construcción gótica realizada sobre ruinas prerrománicas y románicas. En su capilla, de estilo barroco, se encuentra el "Lignum Crucis", fragmento de mayor tamaño que se conserva de la Cruz de Jesucristo.

El monasterio, centro de multitudinarias peregrinaciones, se encuentra emplazado en la ladera norte del monte Viorna, donde repartidas por el paisaje se hallan una serie de ermitas, entre las que destaca, escondida en un bosquecillo, la antiquísima iglesia semirrupestre llamada Cueva Santa, que según la tradición fue habitáculo de Santo Toribio. Continuaremos la ruta desde Potes por la carretera (CA-185) y nos encontraremos con pueblos como Mogrovejo, famoso por la estampa que presenta su torre bajo el macizo de los Picos de Europa, o Espinama, tipicamente lebaniegos, hasta llegar a Fuente De, donde el teleférico eleva al viajero hasta el Macizo Central, un impresionante desnivel de 800 metros.